Imprescindibles cerca de nuestras Casas Rurales en Asturias
3 diciembre, 2019

De la ciudad al campo

Hoy nace una bonita aventura que espero compartir con los amantes del deporte, de la naturaleza, del relax, del aire puro, del buen comer, de la desconexión, de los paisajes infinitos; en definitiva, de los amantes de los 5 SENTIDOS.

 


¿Cuántos de vosotros, al igual que yo, pasáis de los tacones a las zapatillas en cuestión de segundos con tal de salir de la gran ciudad para poder disfrutar junto a vuestra pareja o familia o amigos de un paraje que os saque de la contaminación y de los atascos para trasladaros a parajes diferentes, naturales, bonitos y relajantes?

Me llamo Marian y siempre he estado muy relacionada con Asturias, ya que, nacida en León, he estado veraneando en la zona Norte de España durante años, repartiendo las vacaciones y puentes, así como fines de semana entre mi querido Leon y mi amada Asturias.

Llamadlo casualidad, azar, o destino, el caso es que he acabado aquí, gestionando estas maravillosas viviendas rústicas en Asturias, llamadas Casas Rurales Iris de Paz.

Entre otras actividades, y con el cariño al campo y a la belleza de la zona, nos hemos dedicado a rehabilitar casas antiguas de pueblos y aldeas. Lo hemos hecho con el mayor de los cuidados manteniendo el más puro estilo tradicional, para conservar todos los valores culturales y etnográficos de los valles en donde están las casas, favoreciendo así el desarrollo armónico de las aldeas asturianas de Piloña, cerca de Los picos de Europa.


Y no puedo estar más feliz.

Estoy feliz porque cada día desde que estoy aquí recibo palabras cariñosas y bonitas de todos los que visitáis nuestras casas.

Me encanta que me hagáis partícipe de la felicidad y desconexión que os produce esa escapada rural de fin de semana.

¡Qué gratificante es ver vuestras fotos, con vuestros hijos jugando en plena ladera, saludando a las vacas, jugando con las flores, saltando por los vastos prados asturianos!

O los que gracias a un fin de semana en nuestras casas Ligüeria o Tenada, habéis salido de la rutina de la vida en pareja y os habéis reencontrado con esa persona, que pese a dormir con vosotros cada noche, ¡por momentos parecía transformarse en alguien desconocido!

 

Cuando diariamente vienen a tu memoria recuerdos de tu niñez, de esos campos verdes, esas montañas infinitas, ese olor a hierba recién cortada, a helechos con gotas de rocío de la mañana, a esos sonidos de pájaros, o te vienen simplemente imágenes de cuando jugabas con tus primos en el porche de la casa a quitarle el sombrero a tu abuelo o jugar a ver quién tiraba la piedra más lejos en el rio, eso quiere decir que estas haciendo algo que realmente te aporta y te hace sentir especial.

Y ahora poder llevar a mi hijo allí y que vea esos paisajes y empiece a sentir lo mismo que yo sentía es algo que me emociona enormemente y debería ser una asignatura obligada para todo el mundo.

Quiero compartir con vosotros trocitos de mí, consejos, curiosidades, reflexiones y todo ello relacionado con mi tierrina.

Espero que me acompañéis en la aventura de conocer a la magnífica ASTURIAS en mayúsculas, mucho más allá de la fabada y la sidra!

BIENVENIDOS A MIS CASAS! 😊
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.